El Hotel Surf-Mar en Lloret de Mar es un alojamiento legal